El Corral invirtió USD600 mil en un nuevo restorán que impulsa la creatividad y exploración culinaria alrededor de la diversión y la música.

¿Qué tal una cocción lenta de morrillo en salsa de vino, queso mozzarella y cebolla caramelizada? ¿O prefieres un pulled pork con coleslaw y pepinillos crujientes en salsa BBQ o sriracha? ¿Y si te vas por un salmón con kale, salsa marinera, tomate y cebolla encurtida con toque peruano?

Si crees que se trata de un menú de carnes, estás en lo correcto, pero carnes de hamburguesa. De esta forma disruptiva nació Burger Bar by El Corral, una propuesta gastronómica con cocciones lentas, jugosas y repletas de sorpresas creadas bajo el concepto Innovation Kitchen.

El primer local fue construido en pleno Parque 93 de Bogotá. Allí estuvimos echándole muela a varias de sus novísimas creaciones, incluyendo la opción vegetariana, que viene con lentejas mezcladas con champiñones, chimichurri, cebollas locas y alioli de aguacate. Un placer lento de disfrutar.

Pilar Rodríguez, Marketing Manager El Corral, Nutresa.

Las de res vienen certificadas Angus Beef y –según la Marketing Manager de El Corral María del Pilar Rodríguez, “están preparadas con productos frescos, hechos a mano y horneados a diario, combinadas con un ambiente acogedor que invita a regresar”.

Muros en ladrillo rojo santafereño adornados con grafitis dominan la escena de Burger Bar by El Corral (Foto: Frezh)
El diseño acude a restaurantes típicos de norteamérica. Burger Bar by El Corral (Foto: Frezh)
La barra incluye, por un lado las bebidas alcohólicas, y por el otro, estación de café, jugos y coctelería. Burger Bar by El Corral (Foto: Frezh)
Nuestro Editor Destinos Yesid Aguilar se toma un break antes del almuerzo. Burger Bar by El Corral (Foto: Frezh)
Panorámica de la generosa barra del Burger Bar by El Corral (Foto: Frezh)

El comedor quedó precioso. Una inmensa barra ovalada domina a sus anchas. Su carta de cocktails tiene mezclas tradicionales como Dry Martini (USD$7,50), Margarita (USD$7) y Mojito y también tragos de autor, incluyendo el Gin Sour Grey (USD$9), con un 50% de Bombay, un shot de Azul de Curazao, limón y arándanos. Apenas para iniciar la tarde.

También hay Cachaco: combinación de ron Zacapa 23 años y una infusión de papa y limón, ¡poderoso potaje! (USD$9), Mexican Mile: Tequila 1800 Reposado, ginger Mil976, shot de limón y rama de yerbabuena.

Pasemos a las entradas. La Torre de Calamares de 10 unidades (COP$18.900 – USD$5,70) es un buen punto de inicio, así como los Edamames Picantes (COP13.900) y el ¡Bum! de langostinos (COP$26.90). Todos pueden pedirse con salsa ranch, pimentón ahumado, salsa de espinaca y albahaca e incluso mayonesa de jalapeño.

Si tu hambre se aparta de la carne molida, también puedes optar por un New York Steak en láminas de mantequilla por COP$42.900, un Churrasco de Pollo a la Parrilla o unas Costillas de Cerdo. Todos pueden acompañarse de papa en pellejo, papa espiral, aros de cebolla, ensalada de la casa o verduras salteadas.

“Aunque se pueden disfrutar las opciones de siempre, en Burger Bar by El Corral también hay creaciones que son toda una explosión de indulgencia”, remarca María del Pilar. “Este restorán es el punto de encuentro para los amantes y conocedores de hamburguesas”.