La Internet de las Cosas permite que los restaurantes tengan un conocimiento más profundo de las emociones de sus clientes.

Hoy estamos más conectados que nunca a internet y casi ninguna actividad humana escapa a ello. La Internet de las Cosas (IoT) lo ha hecho posible. Una tendencia que ha permitido que prácticamente cualquier objeto esté conectado.

No solo es posible conectar el televisor, el celular o el videojuego a internet. De hecho, el secador de pelo, el refrigerador, la secadora de ropa y hasta el sistema de video vigilancia ya están en línea, al menos en el hogar moderno.

En los negocios no es distinto. Agricultura, servicios financieros y ciencias de la salud son industrias que utilizan la IoT para proponer cambios disruptivos.

Ángel Montagut, gerente de soluciones digitales de Claro Colombia.

“La meta es tomar decisiones en tiempo real”, señaló de Frezh Pedro Ángel Montagut, gerente de soluciones digitales de Claro Colombia.

Otra de las soluciones que ya son una realidad en los restaurantes Es la Medición de Audiencia, “que ayuda a conocer, en tiempo real las emociones de sus comensales”, prosigue el ejecutivo de Claro.

Esto se logra gracias a un sistema de cámarasinteligencia artificial y Big Data, que recolectan datos a partir del rostro de cada cliente. De esta forma es posible generar genera un análisis detallado acerca de las emociones que experimenta con cada platillo.

Así las cosas, es posible encontrar que –luego de una jornada en un restaurante-, 45% de los visitantes entre las 11am y las 2 de la tarde fueron mujeres de entre 30 y 40 años. De esta población, el 60% estuvo feliz, 20% se vio con hambre y el 20% restante se registró como neutral.

“Uno de los temores que existen al pensar en la posibilidad de hacer uso de estas plataformas es saber qué ocurre con los datos”, se pregunta Montagut. “Por supuesto que –para estos propósitos-, las imágenes e información personal de cada visitante, no se almacena-. La privacidad es fundamental”.

La recolección de datos del cliente –y su posterior análisis-, no solo permite tener una mejor disposición del inventario, una mejor gestión de residuos y un mayor control de calidad sobre los alimentos. También permite entender mejor sus necesidades en procura de elevar los niveles de personalización y satisfacción final.

Imagen: Jarritos Mexican Soda en Unsplash