El Coronavirus ha dado lugar a la tasa más alta de eventos cancelados en la historia reciente de la industria de viajes.

A diferencia de otros factores de demanda específicos del mercado (Brexit, preocupaciones terroristas en ciertos puntos críticos, disturbios políticos o tipos de cambio fluctuantes), el coronavirus, impulsado por las advertencias oficiales de la OMS, ha comenzado a impactar en focos de actividad en todo el mundo y continúa extendiéndose.

Durante la crisis mundial del coronavirus, uno de sus primeros grandes golpes comerciales fue el Mobile World Congress de Barcelona, ​​cancelado en las últimas semanas por precaución.

Hace una semana se canceló la feria de turismo ITB Berlín. Esta nueva emergencia está afectando a otros eventos comerciales a gran escala, con incertidumbre sobre cualquier reunión con más de unos pocos cientos de asistentes esperados, junto con viajes de negocios y de ocio en general. Y no muestra signos de detenerse pronto.

Sean Fitzpatrick, CEO de OTA Insight.

Su propagación ha dado lugar a la tasa más alta de eventos cancelados en la historia reciente de la industria de viajes.

«Al igual que con la gestión de ingresos, el primer paso es cuantificar la demanda», dijo Sean Fitzpatrick, CEO de OTA Insight, quien explicó mediante los siguientes mapas de calor, los grandes cambios en la demanda del mercado en Berlín, antes y después de la cancelación de ITB.

«Hemos estado siguiendo a nivel de la ciudad como resultado de cancelaciones de eventos y encontramos que los puntos de datos de proyección en tiempo real son muy importantes. El monitoreo de los niveles de demanda y la reacción de todo el mercado a tales eventos a menudo es la única forma de ajustar las estrategias con éxito mientras se mantiene un sentido de dirección», precisó el ejecutivo.

OTA Insight ofrece informaciones sobre el impacto del coronavirus en los países, pues cuenta con herramientas, información y voceros que pueden ayudar a explicar esta emergencia y su impacto en la economía en mayor medida.