Con un recorderis a su exuberante naturaleza y vida silvestre, Puerto Rico quiere traer un mensaje de optimismo en medio de la pandemia.

En medio de la pandemia, Puerto Rico da noticias positivas: quiere ser visto como destino silvestre del Caribe.

Así lo dejó ver hoy, con un comunicado optimista que resalta la belleza natural de su terreno y el hecho de tener la única selva tropical en el Sistema de Parques Nacionales de los Estados Unidos. 

Si -en medio del Coronavirus- estás pensando en salir de la rutina, este paraíso del caribe puede ser la opción más interesante. En 5 tips te cuento por qué.

Por la bahía bioluminiscente

Esto es fantástico. Tener la posibilidad de remar en una de las cinco bahías bioluminiscentes del mundo es un privilegio que solo se dan quienes visitan Puerto Rico. Estos escasos ecosistemas ocurren cuando la concentración de plancton es lo suficientemente alta como para producir un efecto de «brillo en la oscuridad», al agitarse el agua.  Solo debes dirigirte a las aguas cristalinas de Mosquito Bay en Vieques, donde las acciones de preservación han permitido este espectáculo sobrecogedor.

Por la selva tropical El Yunque

El Yunque es la única selva tropical en el Sistema Forestal de los Estados Unidos. Su nombre proviene de la lengua taína “yuke” que quiere decir “tierras blancas”.  Son casi 30 mil hectáreas de selva tropical que están repartidas en valles, ríos, cascadas y senderos con un diverso ecosistema repleto de cientos de especies únicas de plantas y animales. Una caminata a través de los senderos de la selva tropical puede resultarte en encuentros con animales isleños icónicos como el loro puertorriqueño, en peligro de extinción, y la rana Coquí.

Por el avistamiento de aves

A lo largo de la costa suroeste de Puerto Rico, se ubica este hermosísimo refugio nacional de vida silvestre: un espectacular paisaje de salinas, lagunas, manglares y playas protegidas.  Este hábitat único, alberga más de 245 especies de plantas y 300 de aves, entre la cuales se encuentra una amplia gama como aves acuáticas, forestales, playeras, pelícanos, pájaros carpinteros entre otras.  Incluso puedes tener la suerte de encontrarte con el mirlo de hombros amarillos, en peligro de extinción.

Por la Espeleología en Cueva Ventana


Cueva Ventana, una gran cueva situada en lo alto de un acantilado de piedra caliza, se ha convertido en una de las atracciones naturales más populares de Puerto Rico. Allí encontrarás grabados rupestres, senderos para hacer caminatas e impresionantes paisajes desde la icónica apertura de la cueva, en forma de ventana. Es completamente oscura, por lo que los ambientalistas pueden estar seguros de que su presencia no afectará este frágil ecosistema.

Por el Avistamiento de ballenas

La migración de enormes colonias de ballenas jorobadas desde el mar Atlántico, hacia aguas más cálidas de la cosa caribeña, es también un espectáculo. Estos mamíferos llegan todos los años para aparearse y reproducirse. En Rincón, puedes unirte a un crucero de avistamiento de ballenas al atardecer, verlas desde el Faro o, si eres un buzo avanzado, embarcarte en una expedición única en Cabo Rojo para nadar al lado de estos mamíferos, tiburones y tortugas.

Si eres de esos aventureros que gusta de los viajes sin importar los demás problemas, este es el momento de viajar a Puerto Rico.

Imagen: Discover Puerto Rico