Despidos masivos, cierre de hoteles en todo el mundo y reducción de salarios de altos ejecutivos en un 50%. Así están las cosas en Marriott International por el impacto del coronavirus.

A pesar de los estragos que está causando la pandemia en la hotelería, el CEO de Marriott International cree que la industria sobrevivirá. “Para hacerlo, hay que tomar medidas agresivas”.

Como nunca antes en la industria del turismo, la hotelería está viviendo una profunda crisis por la pandemia del Coronavirus, una catástrofe imprevisible que –en lugar de ceder-, está creciendo a pasos incontrolables en todas las geografías.

Es un infierno que todos los días crece como la espuma y ni siquiera la más  grande cadena mundial se ha salvado. Te hablo de Marriott.

En un emotivo mensaje enviado ayer a todos sus empleados, el CEO de Marriott International Arne Sorenson dijo que el Coronavirus desató la crisis más severa para la industria desde la Gran Depresión y la Segunda Guerra Mundial.

“A medida que el virus y los esfuerzos por contenerlo se han extendido por todo el mundo, la demanda en nuestros hoteles ha disminuido significativamente”, dijo Sorenson, quien además reveló que la situación financiera actual es aún más grave que el peor trimestre en toda la historia de Marriott.

“A nivel del negocio, el Covid-19 no se parece en nada que hayamos visto anteriormente”, prosiguió. Y aunque resaltó que el número de miembros de su equipo infectados con el brote es “relativamente bajo”, aun así, “estamos trabajando incansablemente para cuidar a nuestros asociados, nuestros invitados, nuestros propietarios y otros interesados ​​claves”.

Por estos días, muchos hoteleros se están preguntan si la industria sobrevivirá a la pandemia. Ante esto, Sorenson exclamó: ¡Sobrevivieremos!. “Nuestro modelo es sólido al igual que las perspectivas para viajar. Gracias a las medidas agresivas que estamos tomando, podemos avanzar”.

MEDIDAS AGRESIVAS

Para hacerlo, está implementando una serie de medidas dramáticas para conservar el efecto hasta que el negocio se recupere, cosa que puede durar varios meses, inclusive hasta 2021.

Entre las medidas adoptadas están:

  • Enviar a decenas de miles de empleados a un permiso de licencia por al menos 60 a 90 días.
  • Solicitar ayuda inmediata en varios países, incluyendo preservar la liquidez para los propietarios de hoteles franquiciados y administrados, una desgravación fiscal para aliviar el flujo de efectivo y obtener ayudas financieras de los gobiernos.
  • Suspensión de todos los gastos y viajes no esenciales para los empleados.
  • Congelación de la contratación externa a proveedores, “a excepción de un pequeño número de posiciones de misión crítica».
  • Tanto presidente ejecutivo Bill Marriott Jr., como Sorenson no recibirán ningún salario durante el resto de 2020, mientras que el equipo ejecutivo de Marriott International tendrá recortes salariales del 50%.
  • Detener todas las iniciativas hoteleras, incluyendo cierre de hoteles y suspensión de actividades de marketing y publicidad de la marca.

Con estas nuevas medidas, la cadena espera reducir sus costos operativos generales y administrativos en USD140 millones.