WTCC propone preservar salarios, otorgar préstamos a empresas y eliminar impuestos
para viajeros hasta por 12 meses
.

Ante la crisis sanitaria, podrían perderse en este sector hasta 75 millones de empleos a nivel global.

Los gobiernos deben apoyar decididamente a las empresas dedicadas al turismo. Solo así será posible evitar el colapso económico y la pérdida de empleos en esta industria, que es un pilar estratégico de la economía de las naciones.

Así lo hizo saber hoy Gloria Guevara, presidenta y directora ejecutiva del Consejo Mundial de Viajes y Turismo, WTCC.

El organismo, que representa al sector privado mundial de este sector, destacó que ve con preocupación la falta de urgencia en algunos gobiernos para atender la problemática actual, «lo cual tendrá un impacto devastador, especialmente en pequeñas y medias empresas, así como entre los trabajadores del sector».

Según datos de WTCC, se estima que 75 millones de empleos a nivel global están en riesgo por la emergencia sanitaria, por lo que propone un plan de tres puntos para que los gobiernos puedan combatir el efecto devastador de Covid-19:

  1. Proteger los salarios y empleos de millones de personas que están en riesgo.
  2. Los gobiernos deben otorgar préstamos vitales, ilimitados y sin intereses a las compañías mundiales de viajes y turismo, así como a las pequeñas y medianas empresas, como estímulo para evitar que colapsen y se pierdan empleos.
  3. Eliminar los aranceles e impuestos para los pasajeros y la industria de viajes, con efecto
  4. inmediato y durante un período recomendado de 12 meses.

“Más de 100 países en el han implementado medidas específicas para proteger a la industria», asegura Guevara. «Eso incluye créditos sin intereses, eliminación de ciertos impuestos, así como cuotas y protecciones dirigidas a los trabajadores”.

Las peticiones no son pocas, pues se trata de un sector que contribuye con 1 de cada 10 empleos en el mundo. Por ello, urge tomar decisiones adecuadas, es una cuestión de sobrevivencia.

Los trabajadores de viajes y turismo diariamente están siendo afectados por el cierres de hoteles, cancelación de vuelos, cruceros detenidos o simplemente porque nadie viaja debido a las restricciones de la crisis sanitaria, por lo que es fundamental actuar con urgencia”.

“No sabemos cuándo terminará esta pesadilla , tampoco cuando iniciará la recuperación.
Lo que sí sabemos, es que si no aprendemos de las mejores prácticas y cuidamos de este
valioso sector, cuando sea el momento no habrá nada que reactivar y el impacto social y
económico tardará años en reponerse», finalizó Guebara.

Hay que aprender de las experiencias del pasado, escuchar a los expertos y, sobre todo, ejecutar acciones específicas para beneficio del sector. No es un gasto, es una inversión para evitar el colapso de la industria turística y de los países”, expresó Guevara.